Nuestro Blog

Os damos algunas recomendaciones para dejar vuestras llaves bien pulcras

El mantenimiento de vuestras llaves es de suma importancia para que no fallen nunca, si no mantenéis una limpieza constante, estéticamente no se verán bien, no se verán limpios y darán la sensación de que son unas llaves muy desagradables. Otro problema grave es cuando tenéis que abrir la llave y el agua sale con poco caudal, por lo que el inconveniente viene desde afuera de la misma llave. El fontanero Pinto os va a dar algunas recomendaciones para que le hagáis un correcto mantenimiento a vuestras llaves.

Mantenimiento por fuera de las llaves

Lo primero que debéis hacer es identificar de qué están hechas vuestras llaves, ya que dependiendo de los elementos con que están fabricadas las mismas, depende el producto que le tendréis que verter para asearlas. Una técnica general que debéis usar es el empleo de jabones sin muchos ingredientes químicos así como tenéis que evitar el uso de químicos corrosivos.

En algunas veces, tendréis que hacer uso de un jabón de lavaplatos, tendréis que mezclar un poco de este detergente con agua y con un estropajo lo restregáis en las llaves como si estuvieseis lavando los platos en la cocina, os recomendamos que hagáis esta acción con la parte suave de la esponja para no hacerle daño a las llaves.

En las llaves hay lugares de difícil acceso y es donde la mugre se asienta con más frecuencia, todo lo que tenemos que hacer es echar mano de un cepillo dental que ya esté en desuso y limpiar estas zonas, podéis potenciar la limpieza con el uso de bicarbonato de sodio. Si tenéis lugares diminutos con acumulación de suciedad, podéis usar un cordón para dientes y resolveréis el problema.

Elementos caseros para limpiar las llaves

Si os queréis ahorrar algún dinerillo, podemos aconsejaros el uso de cosas que tenéis en casa, el vinagre blanco es perfecto para limpiar y pulir vuestras llaves, también aconsejan el uso de gaseosas y de harinas de trigo y de maíz. Como sabéis, estos productos muy probablemente los tengáis en casa y en abundancia, por lo que no os vendría mal utilizarlos ocasionalmente, desaconsejamos rotundamente el uso de productos corrosivos o abrasivos como el gas de amonio disuelto en agua y el cloro, ya que son elementos abrasivos y corrosivos, lo que acabarán por raspar, rayar y dañar vuestras llaves.

Mantenimiento por dentro de las llaves

Todas las lleves tienen una pequeña maya que es casi imperceptible, más aún si hay elementos que están tapando la misma. Estas obstrucciones suceden por la acumulación de depósitos de cal y otros elementos que con el paso de los años van almacenándose allí y provocan desde la disminución del caudal de agua hasta la obstrucción total de vuestras llaves.

Tenéis que quitar la malla, limpiarla y acto seguido tendréis que limpiar la boa de la llave, hazlo con la ayuda de alfileres o agujas para que podáis sacar todos los restos que estén pegados allí, abrid la llave de agua fría, colocad la malla y listo.

Consejos útiles para sistemas de fontanería doméstico

¿Quién no ha sufrido un problema de fontanería en su vida? Realmente nadie puede decir que nunca en su vida ha sufrido un problema de fontanería en su vida, pues los problemas de fontanería son muy comunes en la actualidad. Seguro que alguna vez has padecido las consecuencias de la inundación de la casa de un vecino o de tu propia casa y has vivido la angustiante situación de no saber cómo arreglarlo y tener que limpiar todo el desastre provocado. De igual forma, es muy molesto tener que buscar a una buena empresa para que te solucione el problema y tener que recoger y poner todo en orden de nuevo luego de la limpieza. Todo esto supone una pérdida de tiempo y, consecuentemente, una pérdida de dinero realmente notable.

 

En el presente artículo te regalemos algunas recomendaciones substanciosas para que no tengas que pasar por estas situaciones problemáticas molestas. Como abre boca de lo que sigue, podemos empezar aconsejándote que antes de irte de vacaciones o simplemente dejar la casa inhabitada por un periodo extenso, cierra la llave de paso y vacía las tuberías para impedir que ocurra un problema de fontanería mientras no estés. De esa forma te aseguras que al regresar tu casa estará en las mismas condiciones que la dejaste.

 

Previene el congelamiento de tuberías durante el invierno

Las tuberías pueden congelarse con facilidad en épocas de invierno, por lo tanto, se recomienda abrigarlas con un material aislante térmico como la espuma que evite que la temperatura exterior penetre en el interior de la tubería. De igual forma, si en la época de invierno no estarás en la casa, lo mejor es que vacíes todas las tuberías de tu hogar para evitar que se congele. Para hacer este vaciado, debes cerrar la llave de paso primero y luego abrir todos los grifos hasta que deje de salir agua y el vaciado se haya completado.

 

No olvides nunca que cuando no proteges tus tuberías en invierno, el agua dentro de las tuberías puede congelarse fácilmente, haciendo que la paulatina dilatación del hielo formado rompa las tuberías y cause daños irreparables. Por lo general, la solución de estos problemas suele ser la sustitución completa del tramo de tubería congelado, lo cual es una solución muy costosa y que nadie quiere realizar. Si no quieres que eso te pase a ti, entonces sigue los consejos mencionados en el párrafo previo o también puedes dejar abierto un grifo ligeramente para que el agua fluya goteando en función de que el agua en las tuberías este en movimiento y no se congele. Eso sí, esta técnica de prevención te puede salir muy costosa si la aplicas por un tiempo prolongado.

 

También chequea el estado de las calderas de tu hogar para evitar que se congelen. Por lo general, el principal problema en las calderas es la fuga de la presión, por lo tanto, verifica en la pantalla de referencia que la presión de la caldera se encuentre en un valor entre 1,2 bares y 1,5 bares. De lo contrario, debes arreglar este problema con un experto en el área.

Evita las sorpresas en la factura mensual

Durante el invierno, la necesidad de calor corporal nos hace activar regular y constantemente los sistemas de calefacción de nuestro hogar, ya sea eléctricos o de gas. Esto provoca un aumento descabellado de la factura de luz y de gas, por ende, debes reducir este consumo y usar la calefacción sólo cuando sea indispensable. De igual forma, trata de usar el calor generado de manera eficiente, sellando y aislando bien las ventanas y puertas de tu hogar para que no se fugue el calor interior de la casa.

 

Asimismo, la temperatura de hogar, según lo que marca el termostato, debería ser de 20°C. Cualquier grado por encima del mencionado, supondrá un exceso de consumo energético del 5%, así que piénsalo dos veces cuando aumentes la temperatura de tu hogar.

 

Por otro lado, si tienes un problema con una fuga constante y goteante de agua en un sistema de fontanería de tu hogar, debes repararla de inmediato con un profesional fontanero como lo son los fontaneros Pinto baratos para evitar que la factura de agua de tu hogar aumente considerablemente por ese incesante goteo.

 

Cómo sustituir una llave de paso

Cómo sustituir una llave de paso
Con el paso del tiempo es habitual que la instalación de fontanería vaya sufriendo algún deterioro, por lo que es muy importante llevar a cabo un periódico mantenimiento cada cierto tiempo para estar bien seguros de que funciona de manera correcta todo. De cualquier manera hay cosas que uno mismo puede hacer siempre que se disponga de las herramientas adecuadas y que sepa como utilizarlas. A continuación te vamos a dar una lista con los pasos que hay que seguir en el caso de que sea necesario cambiar una llave de paso.
Lo primero que hay que hacer es cortar la llave de paso para que no se salga el agua. Generalmente se encuentra fuera de la vivienda y suele estar localizado. Si no puedes encontrarla, pide ayuda a la distribuidora de tu zona de agua o bien pregunta a algún vecino. Hay que tener en cuenta que las válvulas pueden también controlar el agua de la casa de tus vecinos por lo que se aconseja que avises antes de cortar la llave de paso. Todo va a depender del tipo de llave que tengas en tu edificio.
Averigua la dirección que lleva el agua y que la válvula que hayas comprado sea del mismo tamaño para evitar tener que realizar modificaciones en las tuberías. Cuando hayas cortado el suministro puedes quitar la válvula aflojando las tuercas que la estén sujetando.
A continuación coloca la nueva válvula y las tuercas en sus extremos, éstas deben quedar firmes pero sin apretar demasiado. Cierra la válvula girando según las agujas del reloj y comienza a abrir la llave de paso de manera gradual para asegurarte de que no existen fugas. Si todo está bien, abre el grifo y deja correr el agua durante un minuto para que se libere el aire y se llenen las tuberías.
También podrás cambiar la válvula que lleva hasta tu vivienda el agua, pero necesitarás planificarlo, ya que si alguna vez has alargado las tuberías o has montado una cocina nueva, seguro que sabes que la llave de paso se encuentra siempre ubicada en el lugar más incómodo para esa distribución que tienes en mente.
Si tu red de fontanería es de plomo, puede que necesites usar un adaptador especial para poder conectar la tubería vieja con una nueva antes de proceder a cambiar la llave de paso. Mide el tamaño de la tubería con cuidado y consulta con los dependientes cuál es el adaptador correcto que tienes que comprar. Ten mucho cuidado ya que el plomo es tóxico y resulta muy sencillo de dañar.
Antes de empezar a trabajar, asegúrate de que el lugar que hayas elegido para la colocación de la válvula nueva es accesible. Lo mejor es colocarlo lo más cerca de la llave de paso que suministra a la vivienda el agua. Es importante también que la tubería drene fácilmente las aguas residuales.
Las instalaciones más nuevas de fontanerías, normalmente cuentan con un tubo de plástico de color azul que abastece a toda la red de agua. Debes cortarlo hasta la posición que necesites y usar un ajuste de presión de plástico para poder adaptarla a la tubería de cobre. No utilices una sierra de metal o algo similar para cortar el tubo de plástico ya que este corte no será del todo limpio y hará que no puedan conectar bien. Hay cortadores especiales para estas tuberías que cuentan con cuchillas especiales para cortar el tubo de una forma más limpia. El corte debe ser recto. Después coloca en el extremo del tubo de plástico el adaptador y empuja el conector sobre él de manera que quede bien acoplado y no se pueda mover. Para montar la llave de paso tan solo debes conectar la tubería a la misma de tal manera que el espacio que queda entre los tubos sea el correcto.