Cómo sustituir una llave de paso

Cómo sustituir una llave de paso
Con el paso del tiempo es habitual que la instalación de fontanería vaya sufriendo algún deterioro, por lo que es muy importante llevar a cabo un periódico mantenimiento cada cierto tiempo para estar bien seguros de que funciona de manera correcta todo. De cualquier manera hay cosas que uno mismo puede hacer siempre que se disponga de las herramientas adecuadas y que sepa como utilizarlas. A continuación te vamos a dar una lista con los pasos que hay que seguir en el caso de que sea necesario cambiar una llave de paso.
Lo primero que hay que hacer es cortar la llave de paso para que no se salga el agua. Generalmente se encuentra fuera de la vivienda y suele estar localizado. Si no puedes encontrarla, pide ayuda a la distribuidora de tu zona de agua o bien pregunta a algún vecino. Hay que tener en cuenta que las válvulas pueden también controlar el agua de la casa de tus vecinos por lo que se aconseja que avises antes de cortar la llave de paso. Todo va a depender del tipo de llave que tengas en tu edificio.
Averigua la dirección que lleva el agua y que la válvula que hayas comprado sea del mismo tamaño para evitar tener que realizar modificaciones en las tuberías. Cuando hayas cortado el suministro puedes quitar la válvula aflojando las tuercas que la estén sujetando.
A continuación coloca la nueva válvula y las tuercas en sus extremos, éstas deben quedar firmes pero sin apretar demasiado. Cierra la válvula girando según las agujas del reloj y comienza a abrir la llave de paso de manera gradual para asegurarte de que no existen fugas. Si todo está bien, abre el grifo y deja correr el agua durante un minuto para que se libere el aire y se llenen las tuberías.
También podrás cambiar la válvula que lleva hasta tu vivienda el agua, pero necesitarás planificarlo, ya que si alguna vez has alargado las tuberías o has montado una cocina nueva, seguro que sabes que la llave de paso se encuentra siempre ubicada en el lugar más incómodo para esa distribución que tienes en mente.
Si tu red de fontanería es de plomo, puede que necesites usar un adaptador especial para poder conectar la tubería vieja con una nueva antes de proceder a cambiar la llave de paso. Mide el tamaño de la tubería con cuidado y consulta con los dependientes cuál es el adaptador correcto que tienes que comprar. Ten mucho cuidado ya que el plomo es tóxico y resulta muy sencillo de dañar.
Antes de empezar a trabajar, asegúrate de que el lugar que hayas elegido para la colocación de la válvula nueva es accesible. Lo mejor es colocarlo lo más cerca de la llave de paso que suministra a la vivienda el agua. Es importante también que la tubería drene fácilmente las aguas residuales.
Las instalaciones más nuevas de fontanerías, normalmente cuentan con un tubo de plástico de color azul que abastece a toda la red de agua. Debes cortarlo hasta la posición que necesites y usar un ajuste de presión de plástico para poder adaptarla a la tubería de cobre. No utilices una sierra de metal o algo similar para cortar el tubo de plástico ya que este corte no será del todo limpio y hará que no puedan conectar bien. Hay cortadores especiales para estas tuberías que cuentan con cuchillas especiales para cortar el tubo de una forma más limpia. El corte debe ser recto. Después coloca en el extremo del tubo de plástico el adaptador y empuja el conector sobre él de manera que quede bien acoplado y no se pueda mover. Para montar la llave de paso tan solo debes conectar la tubería a la misma de tal manera que el espacio que queda entre los tubos sea el correcto.